• El presidente de la , Alfonso Bullón de Mendoza, a bordo del buque escuela Juan Sebastián Elcano, descubre… 3 agosto, 2020 - 17:49
  • RT : La Fundación San Pablo CEU Andalucía, , dona una imagen de la Virgen del Carmen al buque escuela á…3 agosto, 2020 - 9:49
  • RT : A bordo del Juan Sebastián Elcano descubriendo la imagen de la Virgen del Carmen donada por la Fundación San Pablo Anda…2 agosto, 2020 - 14:25
  • Las religiosas de la red internacional Talitha Kum tienen el objetivo de recuperar la dignidad de las personas que… 2 agosto, 2020 - 14:15
  • RT : "El cielo es la perfección absoluta de la vida humana con la felicidad divina. Antes que nada, ser hombres, y luego, senti…2 agosto, 2020 - 12:07

Ricardo Cortes Villasana (1890-1936)Nació en Madrid. Estudió, al igual que el Siervo de Dios Ángel Herrera Oria, en el Colegio de San José de los Jesuitas de Valladolid y, posteriormente, Derecho en la Universidad de Deusto. Desde muy joven se introdujo muy activamente en el sindicalismo católico agrario, primero a nivel regional y local, pero después, gracias a su talento y brillante trayectoria, fue presidente de la Confederación Nacional Católico Agraria (CNCA).

Asimismo, su vocación pública como católico al servicio del bien común le llevó a ser alcalde de su localidad adoptiva en Saldaña (Palencia) y diputado en tres ocasiones por el Partido Agrarista, el Partido Social Popular y en la Confederación Española de Derechas Autónomas (CEDA). Su actitud política fue marcadamente social y abierta, la línea del propagandista Federico Salmón Amorín. No obstante, el grueso de su acción, se desarrolló en el campo de la acción social católica y en organizaciones apostólicas como Acción Católica, en íntima conexión en íntima conexión con el Siervo de Dios Ángel Herrera Oria. Socorrió con auténtica caridad las necesidades de todos los trabajadores humildes y de los necesitados, que hacían cola para recibir su generosa ayuda.

Fue asesinado en 1936 reafirmando su catolicidad ante sus asesinos. De él se afirmó que fue «primero santo y después mártir». Su cuerpo fue trasladado incorrupto a Saldaña.