• RT : Una sociedad que para paliar un sufrimiento muy grave mata al enfermo piensa que la vida humana no es un bien en sí mismo…13 agosto, 2020 - 18:25
  • RT : El documental se puede ver aquí: Gracias a la por la invitación.12 agosto, 2020 - 11:57
  • RT : El próximo 20 de agosto presentamos en el 'La muerte de Jesús: Una investigación médica', el último doc…12 agosto, 2020 - 9:57
  • RT : Toda sociedad envejecida debe decidir si invierte en atención a los ancianos o si impulsa la . 11 agosto, 2020 - 13:04
  • RT : La preocupación por los mayores y los más vulnerables durante estos meses parece corroborar que somos más conscientes de…7 agosto, 2020 - 17:41

José Castaño Capel (1888-1936)Este padre de familia numerosa, natural de La Ñora (Murcia), fue carpintero, impresor y ferroviario. También destacó como líder del sindicalismo católico, así como por su intensa formación y defensa de los principios de la Doctrina Social de la Iglesia en el ámbito obrero.

Todo ello lo reflejó en su interesante libro Cartas a un obrero (1931). Sin embargo, ya nos advierte en su prólogo su amigo, el propagandista, Federico Salmón Amorín, que José Castaño era un «propagandista obrero tipo», pues nunca dejó de vivir de su jornal de humilde trabajador para convertirse en lo que se conocía como un «obrero liberado». De hecho, cuando lo asesinaron, aún llevaba puesto el guardapolvo de carpintero. En la última carta que escribió desde la prisión a su esposa, poco antes de dormir, le rogó lo siguiente: «Perdona a cuantos hayan intervenido en este proceso en contra de mi vida y pide a Dios por ellos para que se salven; son hermanos nuestros e hijos de Dios y herederos de su gloria. Con fervor pide por todos los que odian a Cristo para que se conviertan y vivan. Ánimo, Ángeles, elévate hasta lo alto, bendito sea Dios que me señala la hora de mi muerte».

Su Causa de Canonización de inició el 20 de enero de 2007 en la Diócesis de Cartagena-Murcia. La fase diocesana de la Causa concluyó el 1 de diciembre de 2012, con una ceremonia celebrada en La Catedral de Murcia por parte de monseñor José Manuel Lorca Planes. Esta causa se encuentra en fase romana.