• El Secretario General para la Nueva Evangelización, Juan Caamaño Aramburu, presenta la conferencia 'La valentía de… 17 febrero, 2017 - 18:09
  • El propagandista Francisco Bursón señala que"la familia es el principio d la sociedad y tiene derecho a la protecci… 17 febrero, 2017 - 17:56
  • RT : Asenjo anima a los laicos a formar parte de "esas mimorías creativas, proféticas, que digan que son cristianos y que mer…17 febrero, 2017 - 17:14
  • El arsobispo de Sevilla, Mons. Asenjo, señala que "hay fuerzas interesadas en acabar con las raíces cristianas de E… 17 febrero, 2017 - 17:07
  • RT : Mons. Asenjo inaugura las Jornadas Católicos y Vida Pública en el campus 17 febrero, 2017 - 16:58

Oración, oblación y ritual de ingreso

ORACIÓN

Desde su fundación en 1909, la ACdP tuvo una Oblación y una Oración. Redactadas ambas por el fundador, el padre Ángel Ayala SJ, y aceptadas unánimemente por la leva primera de la Asociación y por las generaciones posteriores. Una y otra se mantuvieron hasta 1970. La Oblación, intacta; la Oración, un tanto reducida en 1960.

La Oración fue sustituida en 1970 por un texto que ha estado vigente hasta junio de 2004. Durante el curso anterior a tal fecha, el Consejo Nacional formó una Comisión de Espiritualidad a la que encargó recuperar los textos fundacionales, haciendo las convenientes modificaciones para su actualización teológica y estilística. Tras las diversas aportaciones del propio Consejo Nacional y de todos aquellos propagandistas que enviaron sus sugerencias, la Comisión ofreció su trabajo enla Asamblea de junio de 2004: el texto actualizado de la Oración y Oblación fundacionales, y la redacción de un Ritual de ingreso en la Asociación.

OBLACIÓN

Estamos ante el núcleo central del carisma y de la espiritualidad de la ACdP. Debe tenerse muy en cuenta el valor que en toda institución eclesial de apostolado tiene la fórmula primera de consagración, la cual merece sumo respeto en la estima, en su aplicación, y también en su mismo tenor literal. También, la realidad oblativa de ese texto, ya que la ‘Oblación’ la entendían los fundadores y los sucesores de estos en su sentido litúrgico y ascético, al ser la pertenencia a la Asociación una vocación específica dentro de la Iglesia con claro carácter de consagración.