Los restos del padre Ángel Ayala ya descansan en la sede de la ACdP